5 Beneficios y Rutinas Diarias Mindfullness

By Yolanda Mármol Category: Desarrollo Personal, Sin categoría Comments: No comment Tags: ,

Está más en auge que nunca la práctica del mindfullness –atención plena- que, resumiéndolo en dos palabras podríamos definirlo como estar presente.

Los beneficios para tus rutinas mindfullness pueden ser múltiples si los aplicamos ante las prisas y exigencias de nuestro a día a día, destacando entre uno de los principales beneficios –ante dichas exigencias- el de reducir o eliminar el estrés en nuestra vida diaria.

5 PRINCIPALES BENEFICIOS DEL MINDFULLNESS

(a nivel mental y cerebral)

Reducir o eliminar el estrés y ansiedad

Mejora la concentración

Aumenta la creatividad

Mejora la memoria

Protege el cerebro ante ciertas enfermedades asociadas a la vejez

 

Estar presente, estar en el aquí y en el ahora es todo lo contrario a estar inmerso en múltiples tareas o la conocida multitarea, es todo lo contrario a ir a 1000 por hora y corriendo, en definitiva es todo lo contrario a las prisas, es calma y paz.

¿Quién no ha estado alguna vez haciendo una actividad y acabar distraído en otras cosas y actividades y al final no acabar lo que tenía pensado hacer?

Pues de esto se trata la rutina diaria de mindfullness, para estar presente en cada tarea o actividad que estemos haciendo. Con práctica y constancia ¡podemos conseguirlo!

La mente es un espejo flexible, ajústalo, para ver mejor el mundo (Amit Ray) Clic para tuitear

5 RUTINAS MINDFULNESS

 

Al levantarnos y acostarnos: hacer un pequeño escaneo de nuestro cuerpo, sintiendo si tenemos alguna zona tensa o dolorida, realizando lentas respiraciones y agradeciendo todo lo que somos y tenemos.

Al ducharse y asearse: siente la temperatura del agua y visualiza como ésta elimina todas las tóxinas y suciedad de tu cuerpo. Siente el jabón como limpia y purifica tu piel, disfruta de su aroma. Luego observa tu piel limpia y sana.

Al comer: en vez de engullir la comida como muchas veces hacemos, dar las gracias por la comida del día, olerla, observar su textura, disfrutar de su sabor. ¡Comer con 0 distracciones!

Cuando andas o vas por la calle: en vez de ir inmersos en miles de pensamientos y preocupaciones del día a día o maldiciendo el tráfico y lo que nos pasa, fijarnos por ejemplo, en esos árboles que hay en la ciudad a nuestra paso, y que casi siempre nos pasa desapercibidos, o ese niño que pasa con su madre sonriendo, o la sensación del aire en tu rostro. ¡Atiende tu respiración!

Haciendo tareas o actividades: al empezar una tarea o actividad, realizar una inspiración profunda y exhalar lentamente; observa tu entorno, tu estancia, siente la temperatura del ambiente, fija una hora de inicio de la tarea o actividad y una hora final; cuando termines realiza otra respiración profunda y exhala lentamente.

Espero que pongáis en practica estas rutinas mindfullness diarias y veréis como poco a poco vuestro bienestar aumenta de forma considerable.

 

Un abrazo gigante,

 

Deja una respuesta