Cómo superar una crisis existencial y encontrar sentido a la vida

By Yolanda Mármol Category: Coaching Comments: 2 comments Tags: , , , , , , , ,

Hace una década me crucé de una forma algo agresiva con lo que sería mi primera crisis existencial. Ahora sé lo que esta significa, o mejor dicho, lo que hay que hacer ante ellas, pero por aquel entonces andaba súper perdida. Si me estás leyendo estoy segura que sabes perfectamente a que me refiero.

Por aquel entonces me levantaba cada día con una extraña sensación de vacío interior y no encontraba aliciente alguno en las actividades rutinarias de mi día a día. Incluso a pesar de tener un trabajo estable en una gran empresa y conviviendo con quien era mi pareja por aquel entonces, me sentía vacía, como si lo que estaba haciendo a pesar de parecer una “vida idílica” de cara a la sociedad, a mi cada día se me hacía todo más cuesta arriba.

¿Te levantas cada día con mal humor y/o desmotivado?

¿Cada vez te cuesta más hacer frente a lo que antes te hacía feliz o al menos no te hacía sentir mal?

¿Te cuestionas si estás haciendo lo correcto y te cuestionas aspectos de tu vida tales como: el trabajo, la pareja, las amistades, etc?

Si me estás leyendo y has respondido a las preguntas anteriores con un Sí, seguramente es porque no encuentras sentido a tu vida y, cuando esto ocurre nos encontramos normalmente ante una crisis existencial. Pero antes de seguir con el tema, es precioso aclarar:

¿QUÉ ES UNA CRISIS EXISTENCIAL?

Según la descripción de Wikipedia, nos dice textualmente lo siguiente: “una crisis existencial puede ser el acontecimiento más trascendental e importante que puede ocurrir a una persona durante el transcurso de su vida”.

En mi caso, la crisis existencial que te comentaba al principio comenzó cuando había hecho un cambio importante en mi vida y me fui a vivir con quien sería mi pareja. A todo esto se unió a que tenía que replantearme mi vida laboral, ya que a pesar de ser estable, no podía seguir en aquella situación tan problemática para mí.

Cabe recalcar que, cada persona puede vivir una crisis existencial de muy diversas formas: unas personas –como fue en mi caso- la viven tras un cambio importante en sus vidas o en la búsqueda de una solución y,  otras personas la viven cuando están pasando o tras haber pasado una depresión. Sea como sea, ambas situaciones está interrelacionadas, porque en mi caso después de aquello me sobrevino también una depresión; aunque repito, cada persona es un mundo, y no necesariamente toda crisis existencial conlleva implícita una depresión.

¿CÓMO SABER SI ESTÁS PASANDO UNA CRISIS EXISTENCIAL?

Como he dicho anteriormente, no hay síntomas unívocos para saber si estamos ante una crisis existencial; sin embargo sí que hay unas notas características y preguntas similares en estos casos tales como: “¿cuál es mi misión de vida? ¿Para qué estoy aquí? o ¿por qué estoy en este mundo?”, es decir, preguntas como ves, sobre dudas de índole existencial.

También es bastante común, que cuando no se encuentra sentido a la vida, se sientan emociones y sentimientos tales como: nerviosismo, ansiedad, miedos, frustración, rabia, etc. ¡es completamente normal! Pero créeme que todos ellos, son sentimientos que tenemos que sentir ya que, forman parte de la transformación que estamos teniendo. Esta transformación es la antesala al cambio que está a punto de darse. ¡La vida te pide un cambio! Ya lo decía Gandhi: “sé el cambio que quieres ver en el mundo” Clic para tuitear

¿QUÉ PUEDES HACER PARA SUPERAR UNA CRISIS EXISTENCIAL?

 

  1. Aceptar lo que estás sintiendo y lo que estás viviendo.

Nunca me cansaré de repetir, que para superar cualquier circunstancia en la vida es primordial aceptar. Cuando aceptamos algo, es cuando nos preparamos para la verdadera transformación y cambio.

  1. Borra los “debería” de tu lista de objetivos.

Vivimos en una sociedad de apariencias, de tener y no del ser y, nos educan con muchos “deberías”

En mi caso, llevaba grabado a fuego el deberías tener un trabajo estable, estar casada o con pareja estable y con hijos mejor que mejor. ¿Qué sucedió? Justamente cuando conseguí parte de esos “debería” establecidos por la educación que recibimos y por lo que está bien visto en sociedad, me vine abajo. Llego la gran pregunta ¿y ahora qué? Me sentía vacía. Así que ¡busca lo que quieres para ti! y borra los “debería” de tu lista y sustitúyelo por el “quiero”

  1. Conócete a ti mismo/a.

Puedes superar una crisis existencial tú solo/a o con ayuda de una persona de confianza y/o personal experto en el tema.

Si decides tú mismo, siempre digo que una libreta en blanco puede ser nuestra mejor amiga y confidente.

Bolígrafo o lápiz en mano y ¡a escribir!

  • ¿Cómo te ves a ti mismo? Para responderte a esta pregunta, pide a personas de confianza como te ven.
  • ¿Qué actividades te llenan y hacen que se te pasen las horas volando? También puedes ayudarte para responder a esta pregunta, retroceder en el tiempo y observar que es lo que más te gusta cuando eras niño/a.
  • ¿Con qué valores te identificas? Anota uno a uno. Para responder a esta pregunta, también puede serte de gran ayuda observar los valores de personas que admiras.

Recuerda lo que decía Mahatma Gandhi: “La felicidad es cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces están en armonía” Clic para tuitear

  • ¿Cuáles son tus verdaderos objetivos o tu gran sueño? ¡Persíguelo!

Tras responder a estas preguntas con el corazón en la mano, haz un listado o inventario de tu vida actual y analízala observando las respuestas que respondiste a las preguntas anteriores; la situación, persona, circunstancia etc, que no concuerden con las respuestas dadas, ¡táchala y sustitúyela por otra nueva!

NO TENGAS PRISA PERO NO OLVIDES DE DAR DESPUÉS DE UN PASITO, OTRO; ESTÁS CONSTRUYENDO EL MAPA DE TU VIDA.

Un abrazo muy fuerte,

Yolanda.

 

 

 

Comment List

  • Verónica 12 / 10 / 2018 Reply

    Hola! A mi también me pasó que “justamente cuando conseguí parte de esos “debería” establecidos por la educación que recibimos y por lo que está bien visto en sociedad, me vine abajo”.

    Creo que hay personas que ni se plantean estas cosas o que se anestesian evadiéndose (yo también lo hacía).

    El primer paso es atreverse a recorrer este camino de autoconocimiento, a enfrentarte a la realidad, tu realidad, aunque duela. Tienes que vivirla y darte tiempo.

    Y una vez te empiezas a conocer, hay que tomar decisiones también, lo que más te llene en cada momento sin dejar que te paralice el miedo a equivocarte, porque aunque no salga como esperas, si la decisión es consciente no te vas a equivocar.

    Hablo de decisiones conscientes, no arriesgadas como dejar el trabajo sin más,… Creo que hay que tratar de reducir el riesgo al mínimo, que ya bastantes miedos tenemos de por sí. Aunque cada persona es un mundo.

    En mi caso una decisión consciente y que me puedo permitir es empezar a formarme en cosas que me gustan, manteniendo hoy por hoy mi trabajo que no me satisface. Pero esto ha sido el resultado de unos dos años de mucha introspección,…

    Saludos y mucho ánimo a quienes estén pasando por una crisis existencial.

    • Yolanda Mármol 13 / 10 / 2018 Reply

      Hola, Verónica.

      Coincido totalmente contigo en que tendrían que ser siempre decisiones conscientes, no desde el impulso ni la desesperación ya que, tras un crisis hay una llamada de atención para recapacitemos y analicemos que no funciona en nuestra vida o en nosotros, y esto es un trabajo de mucha introspección como bien dices y autoconocimiento y, esto lleva un tiempo.

      Gracias por comentar. ¡Un abrazo!

Deja un comentario