Practicar la Amabilidad en tiempos de Crisis

By Yolanda Mármol Category: Desarrollo Personal, Reflexiones/Pensamientos Comments: 12 comments Tags: ,

Impactos: 135

 

Hace unos meses al entrar en un establecimiento y al dar los buenos días como suelo hacer de forma habitual, la mujer más cercana a mí se me quedó mirando, yo la miré y me dijo: “¡qué raro es oír a alguien últimamente dar los buenos días con amabilidad!”. Podéis imaginar lo sorprendida que me quedé, a la vez que halagada ¡claro está! Recuerdo que solamente pude decir: “¡Gracias! Es lo mínimo que podemos hacer” –pero hoy en día, poca gente lo hace –respondió la mujer.

Tras ese intercambio de palabras, pude sentir unos segundos de conexión con ella. Y por supuesto, no podía estar más de acuerdo con esta mujer, porque justamente pienso lo mismo que ella. Se están perdiendo las buenas formas de estar en el mundo, los valores, el respeto, etc.

Muchos de los que me leéis, habéis sido educados en valores, buenos modales, en el decir “hola, buenos días” en el “gracias” y, para vosotros como para mí, es algo que os sale de forma natural y lo veis como algo normal, pero como dice mi querido y admirado conferenciante Víctor Küppers: “hoy en día lo anormal es lo normal” y, lo resume a la perfección a lo que me pasó. Algo tan normal como dar los buenos días, parece resultar ahora lo anormal.

Todo esto me lleva a la siguiente pregunta: “¿Por qué nos cuesta tanto ser amables con los demás?”; es algo a lo que no tengo respuesta. Supongo que en parte, será por las prisas que se llevan, por egoísmo, pero seguro que tiene que ser por algo más.

También es cierto, que muchas veces, hemos dicho “hola” o “buenos días” y hemos obtenido el silencio por respuesta. Eso en principio, puede quitarnos las ganas de volver a saludar, pero nunca debemos dejar de hacerlo porque nos estaremos convirtiendo en otro tipo de persona más negativa y menos saludable. ¿Qué tipo de persona quieres ser?

En realidad, ser amable es una actitud positiva y que cuesta muy poco –bueno, nada- ¡es gratis! y, nos hace sentirnos mejor con nosotros mismos y en conexión con los demás.

Justamente, hace poco leí que habían hecho una investigación, en la cual, se evidenció que en un abrazo entre dos personas durante veinte segundos, se generaba la oxitocina, la hormona del amor y del placer.

Si esto es así, tenemos motivos más que suficientes para abrazar a otros más a menudo, ya que el poder sanador de los abrazos es inmenso.

En definitiva, practicar en nuestro día a día actitudes amables con los demás (y con nosotros mismos), nos hará fabricar más oxitocina.

Y hablando de actitudes amables, y de la famosa hormona, os dejo una lista de actitudes y actividades que nos harán fabricar la oxitocina de forma natural:

Abrazar

Dar apoyo emocional a los demás (palabras de ánimo, escucharlos…)

Escuchar música alegre y bonita

Practicar el mindfulness

El contacto físico con el otro

Ser generosos

Hacer yoga

Y por supuesto, no podía olvidarme del ejercicio físico general, más conocido por todos nosotros.

 

Me gustaría cerrar este post con una frase sobre la amabilidad; esta en cuestión es de Mark Twain:

“la amabilidad es el lenguaje que los sordos pueden oír y los ciegos pueden ver” Clic para tuitear

 

¡Un abrazo gigante!

Podcast Un Nuevo Amanecer es Posible.  

También puedes escucharme en IvooxAnchor y tus plataformas favoritas.

Comment List

  • Maty Marín H 29 / 11 / 2021 Reply

    Lindo, sí. En verdad la amabilidad es un arma amorosa que nunca se debe dejar de practicar, aunque en algunas ocasiones no haya reciprocidad.
    Un fuerte abrazo 🤗

    • Yolanda Mármol 29 / 11 / 2021 Reply

      Es cierto que muchas veces no es reciproco. Me encanta cuando dices que la amabilidad es un arma poderosa. Totalmente de acuerdo.
      Otro fuerte abrazo para ti!

  • Cabrónidas 29 / 11 / 2021 Reply

    Vivimos en un mundo desigual y jodido, lleno de putadas. Eso crea cierta apatía. Eso es todo.

    • Yolanda Mármol 29 / 11 / 2021 Reply

      Es cierto que no son tiempos fáciles para nadie, pero ya que están pasando muchas cosas y no tenemos la misma libertad que antes, pienso que tenemos que ser inteligentes y, utilizar la amabilidad para sentirnos mejor y no ser esclavos de las causas externas en las cuales no tenemos el control.
      Gracias por comentar.

  • Rosa 29 / 11 / 2021 Reply

    Tienes toda la razón. Yo seguiré dando los bb dd y gracias, pasen los años q pasen y cediendo mi lugar en el bus. Gracias por esta publicación Yolanda 😘💖

    • Yolanda Mármol 30 / 11 / 2021 Reply

      Claro que si, Rosa. Cuesta muy poco, verdad? Gracias a ti por comentar.
      Un abrazo gigante!

  • Mila Gomez 01 / 12 / 2021 Reply

    Hola, Yolanda, me ha encantado tu post, resalto esa conexión que sentiste (ambas) al recibir el saludo. Los valores, si, muchos se han perdido o cambiado, vienen generaciones con nuevos “métodos”. Ojalá y lo importante se quede.

    Vivo en un pueblo, aquí la amabilidad es total, así la siento en todo. Un saludo, es lo mínimo que ofrecemos. Supongo que en la ciudad no es igual, ya viví allí y comprobé, cuando nos trasladamos al pueblo, confieso que me costó un poco adaptarme a esa amabilidad, que por otro lado, es lo básico.
    Abracemos y amemos, seamos conscientes.
    Un abrazo enorme.

    • Yolanda Mármol 05 / 12 / 2021 Reply

      Ojalá y lo importante quede como bien dices. Exacto, en la ciudad la gente “va a su bola”. Coincido! Seamos conscientes.
      Un abrazo gigante, Mila!

  • Miguel Pina 12 / 12 / 2021 Reply

    Hola, Yolanda.

    En esos pequeños detalles de la vida también está la felicidad aunque no siempre obtengamos respuesta. La buena educación, el respeto y la amabilidad nos otorgan una buena impresión de las personas y ante las personas. Por otro lado, los abrazos y los besos al natural jamás serán igualados por ninguna red social 😉

    Un gran saludo.

    • Yolanda Mármol 12 / 12 / 2021 Reply

      Hola, Miguel!

      Exacto, en los pequeños detalles está la felicidad. Nunca, nunca podrán igualarse las señales de cariño y amor físicas con las de la red. Gracias por comentar.
      Otro gran saludo para ti!

  • Idalia H. Payano T. 18 / 12 / 2021 Reply

    Lindo y amable post Yolanda, a veces damos por sentado las cosas, y olvidamos como el trato amable es capaz de alegrarle el dia a alguien.

    Una anécdota, por donde vivo siempre hay dos señoras que en las tardes venden frituras en el frente de su casa, casi a diario pasaba por ahí para ir donde mi padre, las saludaba y nunca contestaban, no dejaba de hacerlo, siempre les decía buenas tardes con una sonrisa a medias. Como no contestaban me dije es que de seguro para ellas no tienen nada de bueno. Pero como dice el refrán, “tanto da la gota en la piedra, que le hace un hoyo”, un dia contestaron y a partir de ahí lo siguieron haciendo.

    Gracias por tus aportes Yolanda, no nos cansemos de ser amables y empáticos.

    • Yolanda Mármol 18 / 12 / 2021 Reply

      Gracias por contar tu anécdota, y enhorabuena por insistir y seguir siendo amable, cuando la mayoría de personas se hubieran dado por vencidas. Felicidades!
      Gracias también por tus palabras.
      Un abrazo gigante!

Deja una respuesta