Que nuestros sueños no se conviertan en una utopía

By Yolanda Mármol Category: Reflexiones/Pensamientos Comments: No comment Tags:

Impactos: 68

 

Desde siempre he admirado a aquellas personas que han dejado huella en la sociedad y en las vidas de miles de personas. Me refiero exactamente a aquellos genios y personajes célebres que han hecho de sus sueños una transformación social. Muchos de ellos han sido tachados de revolucionarios, idealistas y hasta locos.

En realidad, si estos personajes y grandes pensadores de la historia se hubiesen dejado llevar por comentarios tales como: “estás loco”, “nadie te hará caso”, hoy en día, nuestra sociedad estaría todavía en la época de las cavernas y nos alumbraríamos con candiles, ¿cierto?

Lo que tienen en común todos estos personajes es que creyeron en ellos mismos, en sus sueños, sueños que los demás tacharon de utópicos y que todo era una verdadera locura. Y al hablar de locura, me viene a la mente uno de estos personajes célebres como es Einstein, el cual decía: “Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes” Clic para tuitear

Pero aunque el post no trata sobre Einstein, déjame hacer un inciso y decirte que nunca fue un buen estudiante y sufrió dislexia por lo que, podía haberse dado por vencido muy fácilmente pero apostó por él y sus sueños considerados utópicos.

He querido poner este ejemplo, porque estamos viviendo en nuestra sociedad muchos cambios importantes, situaciones difíciles y momentos complicados. Y todo esto, parece el caldo de cultivo perfecto para dejar aparcados los sueños individuales de cada uno pensando que no los vamos a conseguir, y que muchas cosas que nos gustaría cambiar en nuestra sociedad no va con nosotros. Pero pensando así, desde mi punto de vista, estamos verdaderamente equivocados ya que, podemos cambiar más cosas de las que pensamos.

Podemos cambiar muchas cosas aportando cada uno de nosotros un granito de arena, porque cada granito de arena forma una suma con grandes resultados. Tal vez si piensas como yo, te tacharán de idealista, pero esto te tiene que dar igual, porque solamente desde esta postura florece la creatividad y se van creando cambios verdaderos.

No te voy a decir que sea fácil –como tampoco lo fue para todas estas personas que mencionaba al principio-, porque es algo que está muy arraigado en nuestra sociedad y en nuestra educación, la cual, desde siempre nos han educado para obedecer pero no para tener un pensamiento crítico y libre.

Y el resultado de todo esto, es que existe una gran mayoría que viven quejándose continuamente pero no hacen nada al respecto. Piensan que de ellos no depende…. Y si tomamos consciencia de todo ello y generamos unión, podríamos llegar a cambios profundos.

Todos los seres humanos tenemos sueños, desde el más individual hasta el más comprometido con la sociedad. Muchos de nosotros, deseamos desde el fondo de nuestro corazón, una sociedad más justa e igualitaria. Por poner un ejemplo, el pasado 8 de marzo se celebraba como cada año el Día Internacional de la Mujer para luchar por la igualdad. Digo el día de la mujer por la cercanía en el tiempo, y que en realidad pienso que tenemos los mismos derechos que los hombres, no por ser mujeres, sino porque ambos somos seres humanos en igualdad de condiciones.

Muchísimas mujeres se unían ese día para conmemorar un día tan importante para todas y cada uno de nosotras y del ser humano en general que lucha por la igualdad; pero aún a día de hoy hay una brecha muy importante y muchas de esas mujeres que luchan por sus derechos serían tachadas de idealistas y pude leer en algunos sitios que un cambio de realidad al respecto era una utopía.

Estoy segura, que esas personas que afirmaban lo anteriormente mencionado, es posible que fueran de esas personas que se quejan pero hacen poco. Creo de corazón, que si hay un cambio en la forma de pensar, un cambio educacional y más compromiso y unión, los sueños pueden convertirse en realidad y que no queden en sueños utópicos.

Quiero creer que una nueva sociedad se puede conseguir y me quedo con la esperanza de que algún día sea posible, y que todos esos “locos e idealistas” se conviertan en huellas del cambio. Y tú, ¿vas a dejar tu huella en el camino?

¡Un abrazo gigante!

DESCARGA MI GUIA GRATUITA: 10 PASOS PARA CONSEGUIR TUS OBJETIVOS

El viaje del que nadie te habló: tu ser

Deja una respuesta